miércoles, 14 de septiembre de 2011

Responsabilidad social y educación financiera: una relación ganar-ganar entre la empresa y su entorno

La responsabilidad social (RSE o RSC, según si queremos ponerle el apellido “empresarial” o “corporativa”) se encuentra en pleno proceso de reconversión. Si bien nació en los departamentos de relaciones públicas, las entidades más punteras ya han asumido que es mucho más que una inversión en publicidad e imagen: es la piedra angular de una relación ganar-ganar de la que únicamente se derivan beneficios para todos los implicados.

Con permiso de Ortega y Gasset, la empresa es ella… y sus circunstancias. No puede entenderse ni mantenerse desligada del entorno en el que actúa, invierte y desarrolla su negocio. La solidez de las circunstancias que la rodean es la base para su propio éxito como empresa. El fundador del World Business Council for Sustainable Development, Stefan Schmidheiny, lo formuló de manera rotunda: "No hay empresas exitosas en sociedades fracasadas". Ahora bien, ¿hacia dónde conviene enfocar las acciones de RSC?  

La propia complejidad del entorno corporativo permite que cada entidad, en función de sus necesidades y preferencias de posicionamiento, pueda elegir en qué aspectos desea centrar sus proyectos de RSC: medio ambiente, educación y progreso social, arte y cultura, etc. Lo que está claro es que esas iniciativas serán más productivas para todos cuanto más conectadas estén con las necesidades, demandas y preocupaciones reales de las personas a las que se dirigen.

En este momento, el impacto de la crisis global en las economías familiares ha puesto de manifiesto, más que nunca, la falta de cultura financiera de la población. La sensación de inseguridad y miedo al futuro está alterando de manera significativa las pautas habituales de ahorro, consumo e inversión de los ciudadanos, lo que puede retrasar la superación de la crisis en algunos mercados y sectores. En este contexto, tanto empresas como instituciones y organismos públicos comparten una misma preocupación por desarrollar iniciativas eficaces de capacitación financiera.

En nuestras próximas entradas comentaremos las novedades, tendencias y enfoques de la RSC orientada a la divulgación y formación financiera. Animamos a nuestros lectores a participar con sus comentarios y a plantear todas aquellas cuestiones que les resulten de interés.